miércoles, 21 de septiembre de 2016

Fiesta del Perdón y de la Misericordia



Fiesta del perdón y de la misericordia
Los días 22, 23 y 24 de septiembre tendrá lugar en Madrid la Fiesta del Perdón y la Misericordia; tres días de encuentros festivos y culturales, de oración y de celebraciones sacramentales en la plaza de la catedral de la Almudena para extender el abrazo de la Iglesia a todo el mundo y recibir la inmensa gracia de este Año Jubilar de la Misericordia.
Coincidiendo con la recta final del Año de la Misericordia y en el marco de los trabajos del Plan Diocesano de Evangelización, el Arzobispado invita a participar en la Fiesta del Perdón y la Misericordia. En su programación, cuenta con proyecciones de cine, conciertos musicales, teatro, talleres, así como encuentros y momentos de anuncio del perdón y la misericordia divina, de oración y de celebración, fundamentalmente del sacramento de la Reconciliación. Tres días de fiesta para «poner los ojos en Jesús y acoger de nuevo lo que desde lo más profundo de su corazón nos regala: su amor infinito, su ternura entrañable», afirma el arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro.

     Durante este «tiempo de gracia», los participantes en la Fiesta del Perdón y la Misericordia pueden obtener la indulgencia jubilar al realizar la peregrinación a la Puerta Santa en la catedral de la Almudena o en las iglesias establecidas por el obispo diocesano y en las cuatro basílicas papales en Roma, como signo del deseo profundo de auténtica conversión. Es necesario, asimismo, recibir el perdón de los pecados —esto puedes ser unos días antes o después de haber realizado la peregrinación—, comulgar, hacer la profesión de fe (recitación del credo) en el templo jubilar y rezar por las intenciones del Papa.


miércoles, 7 de septiembre de 2016

Isabel Solà, una vida entregada a la misericordia con los más pobres

El pasado sábado, 3 de septiembre, fue asesinada en Haití la misionera de la congregación de Jesús-María Isabel Solà Matas, de 51 años. La Conferencia Española de Religiosas y Religiosos (CONFER) agradece a Dios el don de su vida, entregada a la misiericordia con los más pobres.

Isabel Solà, rjm, residía en Puerto Príncipe desde 2009, meses antes del terremoto que asoló la zona, tras pasar 18 años en Guinea Ecuatorial. Aunque llegó a Haití para impartir clases, después del seísmo fundó un centro para amputados. Además, contó su experiencia en un blog personal para dar a conocer al mundo el dolor de los haitianos más pobres.

Desde el centro del dolor, en julio de 2011 compartía su testimonio de entrega en una carta remitida a las Obras Pontificias Misionales que Anastasio Gil, director nacional de OMP España:


22 de Julio de 2011

"Cuando volé hacia Haití hace tres años, recuerdo el desgarro que sentí por lo que deje en África, el vértigo del salto que me tocaba dar hacia lo desconocido y a la vez recuerdo también la libertad que me daba la decisión de dejarlo todo una vez más por ayudar a construir ese Reino que siempre creí que Dios tiene pensado para nosotros.
Lo que no me podía ni imaginar cuando volaba hacia Haití era todo lo que me esperaba en este pequeño y sufrido país. Y esas son las sorpresas y lecciones que Dios nos tiene preparadas.
Para empezar no me podía imaginar lo que era realmente la miseria de Puerto Príncipe, pero tampoco lo impotente que me iba a sentir en medio de ella. De tal modo, que al final, para poder vivir allí, tuve que comprender y aceptar que no estaba allí para salvar a nadie o para cambiar nada. Y ni por asomo me podía imaginar que un terremoto me iba hacer bajar la cabeza literal y espiritualmente hasta hacerme comprender profundamente que el único que salva es Jesús. No me podía imaginar que me iba a tocar sobrevivir una de las mayores catástrofes de la historia y que esto cambiaría radicalmente mi concepción de la vida, del sufrimiento, de la muerte y de la fe.
Después de vivir algo así, he experimentado cada día como un regalo de Dios y que no merecemos nada, todo es don, tanto lo que consideramos bueno como lo malo: que el sufrimiento no es algo malo que nos ocurre sino una lección que no hay que saltarse porque nos hace más humanos y menos ambiciosos. Tras el terremoto, la tentación del desaliento y de la queja a Dios era enorme. Estuve muy triste, desanimada, chocada y rebelde. Me reprochaba a mí misma haber salido con vida y como muchos, me preguntaba por qué Dios permitía algo así en un pueblo tan castigado a lo largo de la historia. Pero el pueblo haitiano nunca tuvo esa reacción: Rezar, aceptar, cantar y pedir fortaleza. Esa ha sido su reacción. En lugar de quejarse y rebelarse, han pedido coraje y fuerza para llevar el sufrimiento. Tanto sufrimiento ha hecho de ellos un pueblo tremendamente humano, humilde y valiente. Entre los escombros volvían a plantar sus sombrillas para seguir vendiendo y ganarse la vida. La vida continúa y Dios está con nosotros. Esa era su única certeza. Mientras yo me lamentaba, ellos seguían caminando. Los escuche cantar con lagrimas "Gracias, Señor!" y eso desmonto todos mis esquemas, aun sin acabarlo de entender. No sé por qué, pero aunque mi cabeza no lo entiende, mi corazón, sí.
Mi vida religiosa la siento, ahora más que nunca, como un regalo que no merezco, así como la vida que Dios me ha querido guardar, entiendo que mi misión en esta vida no es hacer y hacer, sino de ser y ser…porque por muchos proyectos, trabajos, planes que esté llevando adelante, al final lo más importante es lo que somos y no lo que hacemos. No creo que Dios me haya mantenido con vida solo para hacer algo… porque yo no puedo salvar nada ni a nadie pero puedo ser una hermana para mis hermanos. Y es lo único que ahora me importa.
Tengo la curiosa experiencia de que me falta todo y me sobra todo. Si entendéis eso, quizás es porque también, alguna vez, os paso un terremoto por encima que os aplastó, os derrumbó, os machacó, os hirió, os amputó … pero no acabó con lo más importante, que es las ganas de vivir, de creer y quizás de servir. No deseo el sufrimiento a nadie, por supuesto, pero como este es inevitable, lo que quisiera es que aprendiéramos las lecciones que este nos da de humanidad, humildad y simplicidad que es lo que verdaderamente necesitamos para ser felices.  
Pensareis que como puedo seguir viviendo en Haití, entre tanta pobreza y miseria, entre terremotos, huracanes, inundaciones y cólera... Lo único que podría decir es que Haití es ahora el único lugar donde puedo estar y curar mi corazón. Haití es mi casa, mi familia, mi trabajo, mi sufrimiento y mi alegría, y mi lugar de encuentro con Dios.
Y si no… venid y lo veréis.
Aprovecho también para agradecer de corazón lo que desde España habéis hecho y recogido para ayudar a Haití, soy testigo de vuestra inmensa solidaridad y apoyo en los momentos más duros que hemos vivido. De corazón, y en nombre de todos los haitianos, gracias.  
Isa Solà, RJM
Religiosa de Jesús–María
Puerto Príncipe, HAITÍ


VIDEO realizado por Isa Solà, con fotos tomadas por ella en Haití y música compuesta por ella también





El primer dibujo animado de Santa Teresa de Calcuta

Catholic Link presenta el primer dibujo animado de Santa Teresa de Calcuta, como un pequeño homenaje a esta nueva santa que nos regala la Iglesia. El más reciente capítulo de la serie: «Un minuto con Francisco» está dedicado a hablar un poquito de su santidad, especialmente de uno de los aspectos más desconocidos de su vida: su desierto espiritual.



En la misma página presentan otros recursos sobre la nueva santa: unos diseños con frases muy lindas y en este otro enlace una infografía excelente sobre su itinerario espiritual. 



miércoles, 27 de julio de 2016

El Papa expresa su "dolor y horror" tras el ataque a una iglesia al norte de Francia

Resultado de imagen de sacerdote degollado en franciaEl papa Francisco ha expresado su "dolor" y "horror" por la "absurda violencia" tras el asesinato de un cura y un herido grave en un ataque durante una misa en la iglesia de Saint Étienne du Rouvray, junto a la ciudad de Ruán, en Francia.
El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, emitió un comunicado en el que expresó el inmenso "dolor y preocupación" de la Santa Sede por lo acaecido en Ruán.

Dijo que el Papa ha sido informado y que "participa con dolor y horror" por esta violencia absurda. Francisco, añadió Lombardi, "condena cualquier tipo de odio y reza por las personas implicadas".

"Estamos particularmente afectados por esta violencia horrible y que ha ocurrido en una iglesia, un lugar sagrado en la que se anuncia el amor de Dios, por el brutal asesinato de un sacerdote", agregó el portavoz vaticano.
Expresó su cercanía a la Iglesia de Francia, al arzobispo de Ruán, a toda la comunidad católica de la ciudad y al pueblo francés e informó de que están siguiendo con atención las informaciones que van llegando desde Francia.

QUE CON LAS  PALABRAS DE ESTE VIDEO SEAMOS CAPACES DE SENTIR EN LO MÁS HONDO CUALQUIER INJUSTICIA COMETIDA CONTRA CUALQUIERA Y EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO.