miércoles, 30 de abril de 2014

LA CANONIZACIÓN



El domingo 27 de Abril de 2014,  el Papa Francisco definió a Juan XXIII y Juan Pablo II como “dos hombres valerosos” durante la ceremonia de canonización celebrada en la plaza de San Pedro con la presencia de Benedicto XVI. Los dos nuevos santos fueron, según Jorge Mario  Bergoglio "sacerdotes, obispos y papas del siglo XX. Conocieron sus tragedias, pero no les abrumaron. En ellos, Dios fue más fuerte”. Durante su breve homilía, Francisco destacó que San Juan XXIII fue “el Papa de la docilidad al Espíritu Santo, mientras que San Juan Pablo II fue el Papa de la familia”. Uno y otro, añadió, “restauraron y actualizaron la Iglesia según su fisonomía originaria”. La ceremonia –concelebrada por 150 cardenales y 700 obispos ante la presencia de 24 jefes de Estado— fue seguida en directo por más de 800.000 peregrinos a través de pantallas instaladas en las principales plazas de Roma.(EL PAÍS)

La canonización de estos dos papas  llegó al fondo de mí misma al ver  lo que han sido sus vidas  como un modelo para toda la Iglesia y toda la humanidad. Han sido  hombres siempre dispuestos  a las necesidades de los pobres, a las  personas y a la paz en el mundo. Fue un día muy importante  para mí, hubo un gran numero de participantes, sentí una grande emoción y alegría al participar en esta canonización.(Françoise).
Mi experiencia de canonización de los dos Papas fue muy emocionante, aunque no estuve presente. El espíritu me ha motivado a sentir este testimonio  de fe de los dos santos en la Iglesia. Lo que fueron no es sólo para la Iglesia sino para toda la Humanidad mostrando la grandeza de Dios, la felicidad que nos hace vivir como hombres y mujeres del mismo Padre y hermanos en Cristo. Los dos combatieron el buen combate, vivieron su fe y terminaron su carrera según el plan de Dios sobre ellos .  (Inmaculada)
Pasé el domingo 27 de Abril con mucha emoción. Es  la primera vez en mi vida que asistí a la canonización de dos Papas juntos. Aunque no he conocido a otros anteriores, sí he oído hablar de ellos, pero son a éstos  a quienes más he querido. Que por su intercesión el Señor envíe más  viñadores a su mies, nos ayude  a vivir más ese acontecimiento en nuestra  vida diaria y que a ejemplo de ellos haya más personas comprometidas con la paz y justicia  en el mundo.  (Angèle)

sábado, 26 de abril de 2014

LA FE CRISTIANA


La fe cristiana es un proceso de victoria. Es la victoria que vence el mundo. Es una victoria sobre el pesimismo radical y sus secuelas de resignación  amargadas, derrotismo, capitulación temprana, indiferencia, abuso del otro, avaricia. La finitud de los seres, la alienación de la existencia y las ambigüedades de la vida, sólo pueden ser redimidos por la presencia del Ser Nuevo. La instauración del Reino de Dios en la persona y en la acción de Jesús dan muestras de que no quedaremos defraudados, de que los males de este mundo y el último enemigo quedarán vencidos.
La fe es el lazo que nos une a Cristo. El punto de unión con  El. Nuestra adhesión voluntaria a su persona y a su misión histórica libe­radora. Es comprometernos con Cristo y con su causa. Creer en Cristo es esforzarse en seguir sus pisadas. Es fiarse de él;  es estar seguros de que nunca nos fallará. Creer es esperarlo todo de Él. Es no sentir miedo ante el futuro y la muerte, porque sabemos que Él siempre estará con nosotros. Creer es sentirse pequeño, pero fuerte en Cristo. Creer es verle hoy presente en todos los hombres, especialmente en los más ne­cesitados y en los más comprometidos. Creer es vivir la hermandad que nos ganó Cristo y luchar para que cada vez seamos más auténtica­mente hermanos. Creer en Jesucristo es amarle en el prójimo, con obras y de verdad. Es comprometerse como Él en la liberación de los oprimi­dos.(Mercaba, diócesis de Cartagena-Murcia )
                        
 
 
 
 
 



 

 

 

lunes, 21 de abril de 2014

LA PASCUA DE JESÚS


              ¡Cristo ha resucitado!...¡Aleluya, Aleluya!
La fiesta de la Pascua es el acontecimiento más misterioso y hermoso que podemos celebrar.
Vimos roto el cuerpo de Jesús. Ahora se nos anuncia que ese cuerpo ya no está en el sepulcro, que está aquí, y no está roto, sino resplandeciente y glorificado.
Se nos anuncia algo más, que esa resurrección   no vale solamente para Cristo, sino que contagia a cuantos se acercan con fe a Él. Es decir, que también nuestras muertes están ya tocadas, y que todos podemos participar de la vida nueva de Jesucristo.
(CÁRITAS,CUARESMA Y PASCUA 2013)
La Pascua es la roca firme, el fundamento inquebrantable de toda nuestra fe, de nuestra esperanza, es la suprema motivación "objetiva" de todo nuestro comportamiento humano, cristiano y religioso.
 Nosotras, estamos celebrando en la parroquia NUESTRA SEÑORA DE LA AURORA Y DEL SANTO ÁNGEL este tiempo pascual que comenzamos con mucha devoción  y alegría de  haber       resucitado con Cristo.              
Durante la Semana Santa  asistimos a varias procesiones, la más impresionante, la de Jesús de Medinaceli, así como el Viacrucis celebrado por las calles y parroquias pertenecientes a nuestro Arciprestazgo.  Sentimos en nuestro interior la fuerza de la resurrección, que realmente Jesús ha resucitado. Por eso, todas las criaturas, son un grito prolongado de este acontecimiento, que no terminará nunca.
¡Cristo ha resucitado!...¡Aleluya, Aleluya!


                  ¡FELIZ PASCUA A TODOS!

jueves, 17 de abril de 2014

El Jueves Santo

El Jueves Santo se celebra el jueves anterior al Domingo de Resurrección, dentro de la Semana Santa, y que abre el Triduo Pascual. En este día la Iglesia conmemora la institución de la Eucaristía en la Última Cena y el lavatorio de los pies realizado por Jesús.

También, en un día como hoy, Jesús les dijo a sus amigos: "Quiero que la gente reconozca a los cristianos por el amor que se tienen entre sí. Por eso os dejo este mandamiento: "Amaos unos a otros como Yo os amé". Y Jesús, nos dio el ejemplo de humildad y servicio, lavando los pies a sus discípulos y, al día siguiente dando la vida por todos nosotros en la cruz.
Jesús, grano de trigo 
El trigo era muy apreciado para hacer el pan. Se sembraba en los meses de noviembre y
diciembre y se cosechaba en los meses de mayo y junio. En las tierras del norte de Israel
(Galilea), o de Samaria (en el centro), habían grandes extensiones de terreno con trigales y
se obtenían buenas cosechas. El trigo era la fuente principal de alimentación en Israel (Jer 31,12) y su principal producto de exportación (Hech 27,38).
La subida a Jerusalén por la fiesta de Pascua, tanto de los judíos que vivían fuera de las
fronteras de su tierra, como los griegos, dan pie a Jesús a tratar el tema de su muerte con varias sentencias: el ejemplo del grano de trigo que se pudre en la tierra, para dar fruto (Jn 12,24), la llegada de la Hora (Jn 12,23-27), el juicio de este mundo (Jn 12,31),
y la elevación sobre la tierra (Jn 12,32-33).
 Hemos de comportarnos como el grano de trigo, que “si muere producirá mucho fruto”,
dice Jesús, comportarnos como aquellos “que se aborrecen a sí mismos en este mundo”, y
no pretenden salvarse ellos mismos, sino que confían en la vida eterna.
“Ahora mi alma está turbada”, dice Jesús, al llegar su Hora. Nos recuerda la lucha y agonía
de Jesús en el huerto de Getsemaní, descrita especialmente en Lc 22,42-44. En ella, Jesús
le pide a su Padre que aleje de Él el cáliz de la prueba, pero no queda ahí sino que: "se haga mi voluntad sino la tuya"(Jn,12,27-28). 
Fuente: Fundación Josep Carreras.




miércoles, 9 de abril de 2014

Nuestra Profesión Temporal

Queremos compartir la Primera Profesión religiosa de Clementine, Domingas Suzete y Georgina, que tuvo lugar el día 6 de abril en Fuencarral (Madrid), nuestra casa Provincial. 
Después de un proceso de preparación, con fe, ilusión y esperanza, seguimos avanzando por el camino iniciado y queremos vivir nuestro ser de mujeres cristianas en nuestro Instituto de Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor.

Nuestra acción de gracias

FOTOS