miércoles, 25 de febrero de 2015

AÑO DE LA VIDA CONSAGRADA

“Con la mirada positiva sobre este tiempo de gracia que va del Concilio a hoy, queremos y este es el segundo objetivo 'abrazar al futuro con esperanza'. Somos muy conscientes de que el momento actual es 'delicado y fatigoso' y que las crisis que atraviesa la sociedad u la misma Iglesia toca plenamente a la vida consagrada. Pero queremos asumir estas crisis no como la anticámera de la muerte sino como ...una ocasión favorable para el crecimiento en profundidad y, por tanto de esperanza, motivada por la certeza de que la vida consagrada no podrá desaparecer nunca de la Iglesia ya que 'fue querida por el mismo Jesús como parte irremovible de su Iglesia”. 

fuente:noticias Infovaticana





                                                  

DECÁLOGO DE LOS SÍMBOLOS DE CUARESMA


1- La cuaresma es DESIERTO. Es sequedad, soledad, ayuno austeridad, rigor, esfuerzo, penitencia, peligro, tentación.
2- La cuaresma es PERDÓN. Las historias bíblicas de Jonás y de Nínive y la parábola del hijo pródigo, son ejemplos de ello.
3- La cuaresma es ENCUENTRO, es abrazo de reconciliación como en la parábola del hijo pródigo o en la conversión de Zaqueo o en el diálogo de Jesucristo con la mujer adúltera.
4- La cuaresma es LUZ, como se pone de evidencia, por ejemplo, en el evangelio del ciego de nacimiento. Es el tránsito de las tinieblas a la luz. Jesucristo es la luz del mundo.
5- La cuaresma es SALUD, símbolo manifestado en textos como la curación del paralítico o la sanación del hijo del centurión.
6- La cuaresma es AGUA. Es el tránsito de la sed de nuestra insatisfacción al agua viva, el agua de Moisés al pueblo de Israel en el desierto o de Jesús a la mujer samaritana.
7- La cuaresma es superación victoriosa de las pruebas y dificultades. Es LIBERACIÓN, TRIUNFO. Algunas figuras bíblicas, que sufren graves peligros y vencen en la prueba, son José hijo de Jacob, la casta Susana, Ester, el profeta Jeremías y, sobre todo, Jesús, tentado y transfigurado.
8- La cuaresma es CRUZ. Signo y presencia permanente durante toda la cuaresma. Prefigurada en el Antiguo Testamento y patentizada con el ejemplo de Jesucristo y como su llamada cargar con ella como condición para el seguimiento.
9- La cuaresma es TRANSFIGURACIÓN. Es la luz definitiva del camino cuaresmal, preanunciada y pregustada en la escena de la transfiguración de Jesús. “Por la cruz a la luz”
10- La cuaresma es el esfuerzo por retirar el fermento viejo e incorporar la LEVADURA NUEVA DE LA PASCUA RESUCITADA Y RESUCITADORA, ahora y para siempre.

fuente: revistaecclesia.com/diez-decalogos-y-meditaciones-de-cuaresma

jueves, 19 de febrero de 2015

ACOGIDA DE NUEVAS POSTULANTES

Hace tres semanas  con alegría hemos recibido a tres postulantes de Angola: Florinda, Lecticia y Osvaldina. Llegaron el 26 de enero para comezar  su etapa de noviciado. Para nosotras es motivo de gozo encontrarnos con nuevas compañeras para hacer el mismo camino en esta etapa del Noviciado. Nuestra alegría la hemos expresado con un canto de bienvenidas, porque nuestro deseo es que desde el primer momento se sientan en casa; y que junto con ellas  compartiremos nuestro proceso y lo que el Señor quiere de  cada una de nosotras (nuestra vida de fe y misión).  Juntas: lograremos, construiremos una familia fraterna con ayuda del Señor.






                                                       
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       Lecticia

                             Florinda             
                                                 
                                                                     Osvaldina




                                                                   



                                             

               

miércoles, 18 de febrero de 2015

Miércoles de Ceniza

En la Iglesia celebramos hoy el miércoles de ceniza, con el cual comienza el tiempo litúrgico de Cuaresma, tiempo de penitencia y de conversión del corazón.
El Papa Francisco ha señalado que “la conversión del corazón” es la principal labor que un cristiano debe afrontar durante la Cuaresma. Emprendemos un camino que durante cuarenta días nos llevará a salir de nosotros mismos para encontrarnos con los demás y finalmente con Cristo, muerto y resucitado por nuestra salvación. Este es el verdadero sentido de  la oración, el ayuno y la limosna que todo católico debe practicar en estos días.El ayuno y la abstinencia son parte del espíritu de penitencia con el que los católicos se preparan para el Triduo Pascual. La Iglesia quiere ser fiel al mandato del Señor, que indicó que “vendrán días en que les será arrebatado el esposo y entonces ayunarán” (Mt, 9, 15).

noticias Infovaticana
 

miércoles, 11 de febrero de 2015

Profesión Temporal de Angéle y Françoise




“Si el Señor no construye la casa en vano se cansan los albañiles; si el Señor no guarda la ciudad, en vano vigilan los centinelas” (Sal 126)
Después de un proceso de formación como novicias, llegó el momento de emitir nuestra primera profesión. La preparación más propicia para este acontecimiento fueron, sin duda, los ejercicios espirituales realizados la semana anterior, en los que nos acompañó nuestra hermana Geles.
La víspera de la fecha indicada para nuestra unión con Dios se bendijo el hábito, después de la eucaristía en nuestra parroquia Nuestra Señora de la Aurora y de Santo Ángel y por la tarde tuvimos la celebración de la entrega del hábito, con la presencia de la Madre Provincial.
El día 8 de Febrero 2015 amaneció radiante. Era una nueva señal de que Dios nos amaba y nos lo quería demostrar en este día tan especial para nosotras. La alegría  de las hermanas nos  despertó y nos  indicaba que este  día de fiesta no era sólo para nosotras, sino también para toda la comunidad.
A las 16 horas de la tarde salimos de nuestra casa Noviciado para la casa Provincial donde se realizó la profesión. Estábamos nerviosas pero gracias a las hermanas nos sentimos serenas hasta final de la celebración.
No lo hemos merecido, es la gracia de Dios. Por eso, damos gracias a Dios por ello, ya que Él nos eligió desde el vientre de nuestras  madres, sin ningún mérito personal. Sólo sentimos  en nosotras  un gran deseo de consagrarnos a Él.
También damos gracias a nuestros  padres por enseñarnos la doctrina cristiana y darnos  ejemplo de fidelidad a esa fe recibida en nuestro  bautismo.
Gracias a todas nuestras  hermanas de comunidad y de  Congregación, que han compartido con nosotras el ideal de nuestra Madre Fundadora y nuestro Padre Francisco de Asís “tener siempre  los ojos fijos en el Señor”, y que nos  han enseñado que, juntas, podemos lograr la santidad desde una configuración con Cristo casto, pobre y obediente.





miércoles, 4 de febrero de 2015

Campaña 56: Luchamos contra la pobreza, ¿te apuntas?

Vivimos en un mundo en el que la indiferencia se ha globalizado. Para transformarlo, debemos recuperar, desde la justicia y la caridad, el significado más profundo de la solidaridad expresado en la exhortación Evangelii Gaudium, del papa Francisco.

En 2015 iniciamos la Campaña 56 con el lema “Luchamos contra la pobreza, ¿te apuntas?”. Esta Campaña recoge nuestro trabajo de los últimos ocho años, en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y trata de abrir nuevos caminos en la lucha contra la pobreza. Queremos trabajar en favor de un modelo de sociedad que no excluya a los débiles, los más empobrecidos, los menos dotados. Por eso, nuestros esfuerzos se dirigen a acompañar a los pobreza entre los pobres. Nos proponemos, además, denunciar las causas de la pobreza, colaborando con la puesta en marcha de acciones concretas para acabar con ella.