sábado, 28 de septiembre de 2013

HISTORIA DE LA SANTA AFRICANA: JOSEFINA BAKHITA




Bakhita, que significa "afortunada", es el nombre que se le puso cuando fue secuestrada, ya que por la fuerte impresión, nunca llegó a recordar su verdadero nombre.

Una niña, vivía en una comunidad tribal africana en Sudán, el dolor marcó su vida desde muy corta edad. No se conocen datos exactos sobre su vida, se dice que podría ser del pueblo de Olgossa en Darfur, y que 1869 podría ser el año de su nacimiento. Creció junto con sus padres, tres hermanos y dos hermanas, una de ellas su gemela.
Su tribu fue invadida por unos comerciantes de esclavos que sólo traían destrucción y matanza,sin olvidar capturar a algunas personas para comercializarlas. 
En esa ocasión, la mamá de Bakhita fue salvajemente asesinada en su presencia y la de sus hermanas, posteriormente, junto con otros miembros de la tribu, Bakhita fue capturada, encadenada y conducida hacia  la ciudad de El Obeid, donde fue vendida a cinco  amos distintos en el mercado de esclavos. Nunca consiguió escapar, a pesar de intentarlo varias veces. Con quien más sufrió  humillaciones y torturas fue con su cuarto amo, cuando tenía más o menos 13 años. Fue tatuada, le realizaron 114 incisiones y para evitar infecciones le colocaron sal durante un mes.
Todos estos acontecimientos marcarán no sólo  cicatrices en su  cuerpo sino también en su alma. Sin embargo, ninguno de estos males apagará el brillo y la nobleza de su  corazón. El comerciante italiano Calixto Leganini compró a Bakhita por quinta vez en 1882, y fue así que por primera vez Bakhita era tratada como persona
En 1884 Leganini se vio en la obligación de dejar Jartúm, tras la llegada de tropas Mahdis. Bakhita se negó a dejar a su amo, y consiguió viajar con él y su amigo Augusto Michieli, a Italia. La esposa de Michieli los esperaba en Italia, y sabiendo que llegaban  varios esclavos, exigió uno, dándosele a Bakhita. Con su nueva familia, Bakhita trabajo de niñera y amiga de Minnina, hija de los Michieli.
En 1888 cuando la familia Michieli compró un hotel en Suakin y se trasladaron para allá, Bakhita decidió quedarse en Italia.
Bakhita y Minnina ingresaron en el noviciado del Instituto de las Hermanas de la Caridad en Venecia, tras ser aconsejadas por las hermanas. Esta Congregación fue fundada en 1808 con el nombre de Instituto de las Hermanas de la Caridad en Venecia, pero son más conocidas como Hermanas de Canossa.
En el Instituto, Bakhita conoció a Dios y fue así como supo que "Dios había permanecido en su corazón" y le había dado fuerzas para poder soportar la esclavitud, "pero  en este momento sabía Quién era". Recibió el bautismo, primera comunión y confirmación al mismo tiempo, el 9 de enero de 1890, por el Cardenal de Venecia. En este momento, tomó el nombre cristiano de Josefina Margarita Afortunada.
La Señora de Michieli volvió de Sudán a llevarse a Bakhita y a su hija, pero con un gran coraje, Bakhita se negó a ir y prefirió quedarse con las Hermanas de Canossa. La esclavitud era ilegal en Italia, por lo que la señora de Michieli no pudo forzar a Bakhita, y es así que permaneció en el Instituto y su vocación la llevó a convertirse en una de las Hermanas de la Orden el 7 de diciembre de 1893, a los 38 años de edad.
Fue trasladada a Venecia en 1902, para trabajar limpiando, cocinando y cuidando a los más pobres. Nunca realizó milagros ni fenómenos sobrenaturales, pero obtuvo la reputación de ser santa. Siempre fue modesta y humilde, mantuvo una fe firme en su interior y cumplió siempre sus obligaciones diarias.
Algo que le costó demasiado trabajo fue escribir su autobiografía en 1910, la cual fue publicada en 1930. En 1929 se le ordena ir a Venecia a contar la historia de su vida. Luego de la publicación de sus memorias, se convirtió en un gran personaje, viajando por todo Italia dando conferencias y recibiendo dinero para la Orden.
La salud de Bakhita se fue debilitando hacia sus últimos años y tuvo que postrarse en una silla de ruedas, lo que no le impidió seguir viajando, aunque todo ese tiempo fue de dolor y enfermedad. Se dice que le decía la enfermera: "¡Por favor, desatadme las cadenas… es demasiado!". Falleció el 8 de febrero de 1947 en Schio, siendo sus últimas palabras: "¡Madonna!  ¡Madonna!"






sábado, 21 de septiembre de 2013

DIA INTERNACIONAL DE LA PAZ

El Día Internacional de la Paz se estableció originalmente en la Asamblea General de las Naciones Unidas para que coincidiera con la inauguración de su período de sesiones cada septiembre. En 2001, se reafirmó la resolución 55/282 al determinar que el 21 de Septiembre de cada año se observara un día de cesación del fuego y de no violencia. La resolución fue aprobada por unanimidad por los Estados Miembros de la Asamblea General.
ente en 1981 en una resolución 37/67 de
El Día Internacional de la Paz, que se celebra el 21 de septiembre de cada año, es una buena ocasión para que el mundo se detenga a reflexionar y se plantee cuál es la mejor manera de romper el círculo vicioso de violencia que generan los conflictos. 
El tema elegido para este año es Educación para la Paz. Las Naciones Unidas examinarán el papel que desempeña la educación como medio para fomentar la ciudadanía mundial. No basta con enseñar a los niños a leer, escribir y contar. La educación tiene que promover el respeto mutuo, por los demás y por el mundo en que vivimos, y ayudar a las personas a forjar sociedades más justas, influyentes y pacíficas.
Este tipo de educación es uno de los pilares de la iniciativa mundial “La educación ante todo”, con la que se insta a los gobiernos a otorgar prioridad absoluta a la educación.
   Los gobiernos, partes en conflictos, instituciones religiosas, dirigentes comunitarios, medios de comunicación, instituciones académicas y grupos de la sociedad civil— han de hacer cuanto esté en su mano. Debemos apoyar los programas de educación para la paz, proteger a alumnos y profesores de los conflictos, contribuir a reconstruir las escuelas destrozadas por la guerra y velar porque todos los niños y niñas tengan acceso a una educación de calidad en la que aprendan también a resolver y prevenir los conflictos.

Es importante conmemorar el Día Internacional de la Paz porque es una oportunidad para sensibilizar y promover la reflexión de la opinión pública en general y en especial del sector público sobre la importancia de la Paz y de que cada persona contribuya para su construcción en nuestro país o en el mundo entero.

La Paz tiene muchos significados, todos ellos positivos y que representan una convivencia saludable entre las personas. La paz es ausencia de violencia, pero sobre todo la presencia de respeto, fraternidad, tolerancia, igualdad justicia. La paz existe cuando se dan las condiciones necesarias (trabajo adecuado, acceso a los servicios de salud, protección social y educación, etc) para que las personas puedan vivir plenamente. En la sociedad, la paz se traduce en el respeto de los derechos de todos por igual y la responsabilidad de buscar el bien común.

                                     



miércoles, 11 de septiembre de 2013

Está en nosotros ser luz

 Hace muchos años había  en una aldea  de oriente, un hombre que caminaba de noche  por las calles oscuras, llevando consigo una  lámpara de aceite encendida.
La aldea era muy oscura eran unas noches sin luna, sin luz  En un determinado momento, se encontró  con un amigo, el amigo le vio, le miró  y le reconoció. Este era Guno, el ciego  de la aldea. Entonces se acercó  y le preguntó admirado:
¿Guno, qué haces tú con una lámpara  en la mano  si  no puedes ver?
Entonces el ciego  le respondió: "Yo no traigo la lámpara para ver mi camino, conozco de memoria  las oscuridades  de las calles. Traigo la luz para que otros encuentren  sus caminos, cuando me ven  a mi,  la lámpara  puede ser guía, la utilizo  sobretodo para que  otros puedan  también  servirse de ella".

Cada uno de nosotros puede ser luz para alumbrar  el camino,  para sí mismo y para que sea visto por los demás, aunque aparentemente  nos parece  que no necesitan de nuestra luz.










martes, 10 de septiembre de 2013

BEATIFICACIÓN EN TARRAGONA


Los mártires dieron su vida por amor a Cristo y murieron perdonando a sus perseguidores.
522 mártires del siglos xx en España serán beatificados en Tarragona el domingo 13 del próximo mes de octubre. Entre ellos, tres hermanas nuestras: Asumpta, Isabel  y Gertrudis.
Será presidida por el Cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y representante del Papa Francisco para esta Beatificación. 


Hna Asumpta González Trujillano
Nació en Barco de Avila, el 19 de junio de 1881. Inició el noviciado en la casa General del Instituto el 18 de febrero de 1903.  Como era  costumbre de la Congregación cambiar el nombre del bautismo por el que era dado en religión  Juliana recibió el nombre de Asumpta. Hizo sus votos temporales el año 1905, los perpetuos en 1910 y fue destinada a la Casa Madre.
Era una mujer muy fina, educada, de gran fe y  piedad, humilde, sencilla, prudente, cumplidora del deber con gran capacidad de sacrificio.Muy ejemplar, se preocupaba mucho por cumplir los encargos que le hacían las madres, siempre estaba a punto de resolver casos difíciles, tal como buscar empleo para las huérfanas de los carabineros cuando salían del internado.
Sufrió glorioso martirio en el mes de noviembre 1936.
Ella se había ofrecido a ponerlos a salvo las dotes de las religiosas y algunos documentos de la congregación  que eran considerados como un depósito sagrado.
Dos milicianos le echaron la mano y condujeron a la checa de fomento. Durante el tiempo que estuvo en la checa, manifestó su amor a Dios en su oración y en su resignación.
Cuando quería matarla ella decía: “Dios mío no tengo pena que  me maten, tengo pena de que roben a mi congregación, porque le habían dado dinero para un encargo.”
Desapareció en Madrid el día 28 de octubre  de 1936 y fue confirmada como mártir el día 2 de marzo de 2002.


Hna Isabel Remuiñán Carracedo
 Nació en la Coruña el 17 de junio de 1876.
Vistió el hábito del noviciado el 19 de noviembre de 1905, hizo la primera profesión el 12 de diciembre de 1907 y profesó de votos perpetuos  el 15 de diciembre de 1912 en la Casa Madre.
Fue persona de carácter, de constancia, de energía y decidida. Rezaba muy a menudo el rosario, era muy fervorosa.
En los primeros días de Agosto de 1936 tiene que salir del hospital de la V.OT  donde estaba ingresada, refugiándose en un piso que los Superiores habían dispuesto en la calle Arenal. Permanece allí algún tiempo, pero los registros se suceden y creyendo estar mejor defendida en el hospital se encamina hacia él; los revolucionarios la reconocen, y la detienen; según unos muere apedreada, aunque hay quien afirma que su cuerpo fue brutalmente destrozado atado parte a un camión y parte a otro.  Su martirio debió acaecer el 6 de agosto de 1936.
  

Hna Gertrudis Llamazares Fernández
 Nació el 6 de Febrero de 1870 en Cerezales del Condado  (León).
 Vistió el hábito  el 10 de Febrero de 1896. Emitió sus únicos votos como religiosa donada  en el mismo año.
Amaba mucho a la congregación y por sus buenas cualidades y virtudes: servicial, humilde sencilla, amable, caritativa, fervorosa, reservada, ejemplar y fidelísima en sus obligaciones, era de toda confianza de los superiores.  En su larga vida  religiosa no dio nunca muestra de cansancio, dispuesta siempre a prestar servicio. Pasó la mayor parte de su vida en la Casa Madre. Uno de los cometidos  que tenía en la comunidad era el de salir a hacer recados.   
Durante la revolución en Madrid del año 1936, se refugió  con nuestras hermanas de Vallecas en un piso de la calle del Almirante. La presencia de tantas religiosas provoca protestas y  amenazas furiosas de los vecinos de denunciarlas. Por eso,  se marchó refugiándose entonces en la casa de una conocida en la calle Diego de León.     
En este escondite, estuvo solamente tres días. Los milicianos fueron y dijeron a la señora: "la monja que usted tiene en su casa que venga con nosotros". "La señora le dijo no la tengo" y ellos contestaron "si no la tiene venga usted con nosotros". Al oír esto la hermana Gertrudis  se entregó libremente diciendo “aquí estoy soy yo”. La llevaron junto con otras personas en un coche  una de las cuales era un sacerdote; después los ataron a una camioneta arrastrándoles hasta el pueblo de Hortaleza. Allí ya muertos y completamente destrozados y pisoteados los enterraron en el cementerio del mismo  pueblo. Todo eso ocurrió el 13 de agosto de 1936.

Nuestras hermanas solo habían elegido seguir al Señor como religiosas pero el Señor les pidió una entrega heroica.
Sus testimonios  sigue  siendo para nosotras, hoy una interpelación y una propuesta de seguimiento.























domingo, 8 de septiembre de 2013

DÍA INTERNACIONAL DE LA ALFABETIZACIÓN

En el mundo de hoy, uno de cada cinco adultos, de los cuales las dos terceras partes son mujeres, no ha sido alfabetizado y 72 millones de niños no están escolarizados.
En 1965, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (en inglés United Nations Educational, Scientifica and Cultural Organization, abreviado internacionalmente como Unesco) proclamó el 8 de septiembre Día Internacional de la Alfabetización.
          Desde hace más de 40 años, la UNESCO viene celebrando el Día Internacional de la Alfabetización, en el que recuerda a la comunidad mundial que la alfabetización es un derecho humano y constituye la base de todo aprendizaje
La alfabetización es a la vez un derecho humano, un instrumento de autonomía personal y un medio de alcanzar el desarrollo individual y social. Las oportunidades educativas dependen de la alfabetización. Además, la alfabetización es el eje mismo de la Educación para todos y resulta esencial para erradicar la pobreza, reducir la mortalidad infantil, frenar el crecimiento demográfico, lograr la igualdad de género y garantizar el desarrollo sostenible, la paz y la democracia. Existen buenos motivos para que la alfabetización desempeñe una función medular en la Educación para Todos (EPT)
        Los avances en materia de alfabetización son un tema para celebrar, ya que el número de personas alfabetizadas a nivel mundial ha llegado a cerca de cuatro mil millones. Sin embargo, la alfabetización para todos - niños, jóvenes y adultos - es todavía una meta lejana. El continuo aplazamiento de esta meta es resultado de una combinación de factores, como el trazado de metas demasiado ambiciosas, los esfuerzos insuficientes o descoordinados, y la subestimación de la magnitud y complejidad de la tarea. Las lecciones aprendidas en las últimas décadas dejan en claro que lograr la alfabetización universal requiere no solo de mayores y mejores esfuerzos, sino de una voluntad política renovada para pensar y hacer las cosas de manera diferente a todos los niveles: local, nacional e internacional
          Una educación básica de calidad dota a los alumnos de  competencias en lectura, escritura y cálculo que les acompañan durante toda la vida y propician el aprendizaje posterior; es más probable que los padres alfabetizados escolaricen a sus hijos; las personas alfabetizadas tienen más capacidad para acceder a las oportunidades de la educación permanente y las sociedades alfabetizadas La UNESCO asume la coordinación del Decenio de las Naciones Unidas de la Alfabetización (2003-2012), que prevé la Alfabetización para todos. Durante el Decenio, la UNESCO toma medidas para aumentar en términos absolutos el número de alfabetizados. La Iniciativa de Alfabetización: Saber para Poder (LIFE) es el mecanismo principal para la consecución de este objetivo.están mejor equipadas para afrontar las urgencias del desarrollo.
                           


                                 
                                          Pagina de UNESCO

martes, 3 de septiembre de 2013

San Francisco de Asís: la perfecta alegría.

 La verdadera alegría

     
 Una vez que el hermano León estuvo preparado, San Francisco le dijo: “Si un día viniera un mensajero a traer la noticia de que todos los maestros de la Universidad de París, los grandes sabios de nuestro tiempo, han entrado en nuestra orden… no estaría ahí la verdadera alegría”.
Si también todos los obispos, arzobispos y clérigos de Europa y, además, los reyes de Francia y de Inglaterra quisieran formar parte de nuestra orden… no estaría ahí la verdadera alegría“. 
Si mis frailes fueran a tierra de infieles y convirtieran a todos a la fe católica y, además, yo tuviera tanta gracia de Dios que pudiera curar a los enfermos y hacer milagros… en todo eso no estaría tampoco la perfecta alegría“.
El hermano León preguntó entonces,"¿cuál es la verdadera  alegría?"
“Pues mira, hermano León. Imagina que un día vuelvo, de noche, de un viaje a pie, en medio de un invierno tan frío y húmedo que vengo cubierto de barro, llevo el hábito empapado y me sangran las piernas, y, por fin, llego a la puerta de nuestro convento. Llamo y llamo y nadie me responde, hasta que, finalmente, después de mucho llamar, sale el hermano portero y pregunta: ¿Quién está ahí? Yo le respondo entonces: el hermano Francisco, pero él me dice: vete de aquí, ¿qué horas son éstas de llamar a nuestra puerta? No te dejaremos entrar. Después de insistir, él me vuelve a decir: no te necesitamos, somos muchos y tú no eres más que un simplón y un ignorante. Y yo me humillo y le suplico: Por el amor de Dios, dame cobijo por esta noche, pero él me vuelve a rechazar y me grita que vaya a pedir a otro sitio.
Si, después de todo esto, yo tuviese paciencia y no me enfadase, sino que lo sufriese por amor de Dios, en eso está la verdadera alegría, la verdadera virtud y la salvación del alma.

Esa perfecta alegría es una invitación que Francisco hace no solamente a los miembros de la Orden Franciscana, sino a todos los cristianos, por medio de Francisco Dios nos enseña en qué  debemos alegrarnos. La verdadera alegría no se encuentra en vivir bien o en tener todos los problemas resueltos. Es un ejercicio cotidiano principalmente en los momentos más críticos de nuestra vida, ahí es donde  debemos pedir esta gracia de mantenernos alegres, porque Dios nos impulsa  siempre, sólo hay que acordarse de Él.


                                             

lunes, 2 de septiembre de 2013

LA FRATERNIDAD


La fraternidad es el amor recíproco, la tendencia que conduce al hombre a hacer  para los demás lo que el quisiera que sus semejantes hicieran para él.
Es el árbol del que se obtiene la paz, la solidaridad, la amistad y el reparto equitativo dela riqueza. Ella convierte a los ciudadanos en amigos y a los amigos en hermanos.La  fraternidad es el principio generador de la unión que nos permite restablecer la Justicia cada vez que el interés general se ve atacado por el particular, a consecuencia de la codicia de los defensores de lo arbitrario.
La fraternidad es comprensión, diálogo y entendimiento. Fraterno es el perdón de los Pueblos; el valor de los obreros; el respeto a la diversidad; el recuerdo equilibrado y todo camino hacia la paz. Fraterna es toda sociedad consciente, como fraterna es la honradez; la mirada de los humildes; la razón de los justos; la convicción de los héroes… el vínculo de la amistad. Fraterno es el proceso creador y fraterna es —por antonomasia—, la aparición de una familia.
Es también  el lazo indestructible que nos une con nuestros semejantes en nuestros intereses comunes, sin implicar condición alguna; es la expresión del alma, es la manifestación libre del amor hacia nuestros semejantes. No importando que tengamos diferentes creencias, diferente ideología, diferentes gustos y aficiones o posición social. 
No puede tener más fundamento que la conciencia de la común paternidad de Dios.
La fraternidad cristiana se construye desde dentro hacia fuera, desde la verdad y caridad teologales, desde la adoración, filiación y rendimiento íntimo a la fe, a Dios como Padre, por parte de cada integrante de la comunidad. Sobre esta base se construye la fraternidad en cuanto significa relaciones recíprocas, servicios, ministerios y escalafones. Las exterioridades por sí solas o vacías de sustancia interior no hacen fraternidad, y dan al ambiente un cariz ficticio y avasallador de la personalidad. El presupuesto infalible de ella es que cada involucrado esté íntima y enteramente inmerso en el misterio de la fe: esto es rendido a la verdad de Dios y del hombre, que permite comprender y adquirir el sentido de cada persona.
 La fraternidad la necesitamos. Es importante en la vida del ser humano.