lunes, 30 de enero de 2017

Mi experiencia en Barcelona



Doy gracias a Dios por el don de la vida y de la vocación. Me siento alegre, acogida, por las hermanas, profesores, alumnos, los hermanos de la parroquia. Cada día es un regalo, poder ir al colegio de Valldaura y conocer personas nuevas, aprender tantas cosas, ver el esfuerzo que cada profesor y alumno pone en su trabajo...

Me siento privilegiada por ser la tierra natal de nuestra Fundadora, por compartir con cada uno. Tuve la oportunidad de participar en los grupos ANAMO, en la misión compartida de todos los profesores, donde hicimos varias dinámicas de trabajo y también algunas preguntas como: ¿Qué pienso de los avances de la educación hoy en día? ¿Cómo podemos vender la sencillez o el deseo de ser sencillos? terminamos con la dinámica de recordar las personas que nos dejaran huellas en nuestras vidas. Fue una experiencia muy bonita; lo viví con mucha ilusión, entrega y disponibilidad de aprender. 

El día 26 fuimos a la exposición de madre Teresa de Calcuta que me pareció impresionante. He podido revivir una vez mas su historia de vida y me llamó la atención esta frase: "Cuando ves el sufrimiento de la gente, te das cuenta que la Pasión de Cristo está siendo revivida". Me emocionó al ver personas sin techo acogidas dentro de la iglesia; me ha hecho pensar que todavía hay mucho por hacer. Al salir cada uno recibió un pensamiento de la Madre, el mío es: "Donde hay amor hay paz, alegría y unidad".

Hoy día 30 hemos celebrado el Día Internacional de la Paz. Fue una experiencia única vivida en alegría, cercanía y sencillez; el tema fue: Volem la Pau, que significa Queremos la Paz
Desde el pensamiento de la madre Teresa, intento transmitir la alegría, paz, cercanía, unidad y sencillez a todos los profesores y alumnos sobre todo a mi comunidad que con cariño me ayudan a seguir caminado hacia a lo que el Señor quiere de mí.

    

jueves, 26 de enero de 2017

Tarde de fútbol

La tarde del lunes 23 de enero tuvimos un encuentro de deporte con nuestras compañeras del Instituto de Vida Religiosa.

Fue una tarde muy agradable, donde el juego nos une, nos alegra, nos hace poner nuestras capacidades, dando todo lo mejor de nostras en la cancha.

Trabajo en equipo, comunicación, apoyo, dar pases, correr, animar, advertir, unión... fueron algunos de los valores que tuvimos que poner en práctica  para que el juego se llevara a cabo.

Cayéndonos y levantándonos, sudor, rabias, enfados, gritos, perder, advertir, correcciones, tiempo, un árbitro que nos marcaba el tiempo, los fuera, las faltas y entre cosas tuvimos que superar para concretar un buen trabajo en equipo.
El juego nos mantiene siempre en movimiento, observando, alertas, despiertas, podríamos decir esto también de la propia vida; mantenernos siempre en movimiento, poniendo en práctica siempre lo mejor de nosotras. 
Que en el juego de nuestra vida y el seguimiento de las huellas de Jesús, el tiempo sea el de Dios, y que El mismo sea nuestro árbitro, que podamos movernos en el equipo de nuestra comunidad, superando adversidades, y donando nuestras mejoras cualidades.



miércoles, 18 de enero de 2017

Los cristianos al servicio de la humanidad

En su vídeo de este mes el Papa nos invita todos los cristianos, para que contribuyamos con la oración y la caridad a restablecer la plena comunión eclesial al servicio de los desafíos de la humanidad. Pide la unión de todos para estar al servicio de los mas necesitados. Los pobres necesitan nuestra cooperación, y nuestra caridad.
Existen muchas divisiones entre nosotros y también entre las comunidades: cristianos evangélicos, cristianos ortodoxos, cristianos católicos.... pero ¿por qué divididos? debemos tratar de lograr la unidad. Pero tenemos que orar entre nosotros, católicos, y también con los cristianos, orar para que el Señor nos dé la unidad: ¡la unidad entre nosotros! Pero, cómo tendremos la unidad entre los cristianos, si no somos capaces de tenerla entre nosotros los católicos, de tenerla en la familia -¡cuántas familias luchan y se dividen! Busquen la unidad que es la unidad que hace la Iglesia y la unidad que viene de Jesucristo. Él nos envía el Espíritu Santo para hacer la unidad.







miércoles, 11 de enero de 2017

El primer día en el colegio con los niños de infantil

Nueva experiencia


Lo primero quiero dar gracias a Dios por una nueva oportunidad que me ha regalado. 

Dar gracias a las hermanas de la comunidad de Andújar por acogerme con mucha alegría, amor y paz. 
Hoy he conocido el colegio y a los niños de infantil.Fue una buena experiencia y he podido aprender con ellos y también ayudarles. Lo más importante fue transmitir el mismo amor que María Ana Mogas transmitió a los pequeños, dándoles lo mejor. 
Me siento acogida por todos. Espero que estos días sean de gracia y mucho compartir.



Haciendo camino

Llegando al término de su proceso de formación, las novicias salen del noviciado para hacer la experiencia comunitaria y pastoral en otras comunidades de hermanas. Esta experiencia consiste en vivir con las hermanas, compartiendo la vida comunitaria y de misión, aprendiendo a vivir como Franciscanas en fraternidad.
El día 10 de enero, cuatro de ellas salieron hacia sus respectivos destinos:  Jacinta a  Andújar, Antonia a Granollers, Osvaldina a Santiago de Compostela y Florinda a Barcelona.
Rezamos por ellas para que este sea un tiempo de encuentro, de aprendizaje, de alegría, de felicidad...



Jacinta, en su primer día en el Cole

Osvaldina recibida con gran alegría por las hermanas de Santiago